Comienza el proceso de retirada de piedras de Ondarreta

El Teniente de Alcalde, Ernesto Gasco, ha señalado que “estábamos preparados para la reaparición de las piedras y por ello vamos a proceder a un nuevo proceso de retirada empleando, además, la maquinaria que el Ayuntamiento ha adquirido para ello.”

El proceso, siempre supervisado por expertos de la sociedad de ciencias Aranzadi arrancará sobre las 03.00 horas de la mañana aprovechando las condiciones de la marea y terminando en torno a las 10.00 horas “para no perjudicar el baño de las personas que se dirijan a la playa ya que estamos en pleno verano”, ha señalado Ernesto Gasco. “Otra cosa es que los días de mal tiempo se prolonguen los trabajos para poder proceder así a la retirada de un mayor volumen de piedras”, ha dicho.

La principal novedad de este año es que el proceso de retirada de piedras se va a realizar empleando la maquinaria que el Ayuntamiento adquirió, lo que permite una mayor eficacia al disponerla todo el año y abarata los costes.

Trabajarán de lunes a viernes en la horquilla horaria entre las 20.00 horas y las 10.00 horas de la mañana, acomodando esta franja horaria a las mareas, por lo general comenzando los trabajos tres horas y cuarto antes de la bajamar y acabando tres horas y cuarto después de la misma. También se parará en Semana Grande ya que muchas personas se quedan en la playa hasta bien entrada la noche.

“Se han planificado 55 jornadas de trabajo, siempre adecuando las mismas a las propias piedras, por lo que el proceso de retirada se prolongará hasta octubre”, ha señalado Gasco. “Calculamos que este año se proceda a retirar en torno a 5.000 toneladas de piedras, casi el doble de lo que se retiró la temporada pasada. La idea es recoger al día 10 contenedores, es decir unas 100 toneladas.”

Las piedras se trasladan a la planta Ekotrade de Astigarraga para su valorización. Se limpia la arena que llevan y ésta se devolverá a la playa. Será este año en torno a 1000 toneladas de arena las que vuelvan a Ondarreta. Se calcula que hay en torno a 14.600 metros cúbicos de piedras en la playa.