Inaugurada en Donostia la Central Unificada de Coordinación de Emergencias de Gipuzkoa

Finalizadas las distintas las obras de ampliación y equipamiento, la nueva Central Unificada de Coordinación de Emergencias de Gipuzkoa, ubicada en el parque de bomberos municipal de Garbera es ya una realidad. Las nuevas instalaciones son el fruto del convenio de colaboración suscrito en agosto de 2017 entre el Ayuntamiento de San Sebastián y la Diputación Foral. El coste total del proyecto asciende a 579.107,26 euros.

El alcalde de San Sebastián ha señalado que la nueva sede “mejorará la coordinación y optimizará los medios operativos” de Gipuzkoa, por cuanto que permitirá acometer “de manera conjunta” muchas de las intervenciones del territorio, con una mejor y más eficaz utilización de los recursos públicos. Todo ello redundará “en un mejor servicio a la ciudadanía, especialmente en las intervenciones más sensibles y urgentes.

Así, el alcalde donostiarra ha subrayado que la coordinación entre ambos cuerpos “viene siendo efectiva desde hace tiempo, como hemos visto en recientes actuaciones de extinción de incendios”, pero este nuevo centro permitirá que la proximidad física y la conjunción de dispositivos “suponga un paso más hacia esa convergencia que, sin duda, llegará”. Goia ha agradecido la disposición de los responsables operativos, que ha permitido que este nuevo centro que se ubica en la sede del servicio municipal de incendios de Garbera sea ya “una realidad en pleno funcionamiento”.

Un elemento clave

Las centrales de coordinación y comunicación de bomberos son un elemento fundamental, al constituir el primer eslabón de entrada de los avisos de emergencia, y la base y el centro neurálgico de la recogida de información, la gestión y la toma de decisiones para la coordinación de los recursos operativos que deben hacer frente a dichas incidencias.

Estos centros trabajan 24 horas/365 días y realizan, entre otras, las siguientes funciones:
reciben los avisos de emergencias que se registran en SOS DEIAK;

  • clasifican las emergencias en tipología y magnitud;
  • activan los recursos y medios necesarios de los parques de bomberos afectados;
  • traspasan la información a los recursos activados;
  • geolocalizan y ubican el incidente en el mapa y determinan la ruta y los accesos más convenientes;
    se comunican en todo momento con el mando y los recursos actuantes; se coordinan con otras agencias afectadas;
  • movilizan y piden medios y recursos adicionales a solicitud del mando de la intervención;
  • localizan los hidrantes o puntos de abastecimiento de agua más cercanos
  • y en definitiva dan soporte y apoyo técnico y logístico a todos los recursos operativos que se encuentran actuando.

Estas funciones son imprescindibles para que los bomberos lleguen cuanto antes y con las condiciones óptimas para hacer frente de forma eficaz a cada incidente y puedan desempeñar su trabajo de forma adecuada y coordinada con el resto de recursos actuantes.

Además realizan labores auxiliares muy importantes en la gestión diaria de los parques y sus medios y recursos: avisos de mantenimientos y reparaciones, recogida de avisos, gestión documental del personal (altas, bajas, modificaciones, etc.), preparación de diversos tipos de informes, recepción de la comunicación interna del parque, o gestión de flota y de recursos operativos.