Intento de récord mundial solidario del nadador Carlos Peña en Donostia

Bajo el lema ‘Apaga la luz y nadar’ Carlos Peña intentará batir un nuevo récord mundial el próximo 20 de agosto nadando durante 24 horas sin interrupción, a espalda y con poca o casi nula visibilidad en el río Urumea. Para eso irá provisto de unas gafas especialmente modificadas para la ocasión, con las que apenas podrá ver simulando la ceguera o baja visión que provoca la retinosis pigmentaria, poniéndose así en la piel de todas las personas que sufren esta patología en el mundo.

El nadador dedicará esta prueba a la Asociación Cultural sin ánimo de lucro dameTVision, que preside el rockero Ibón Casas, afectado por la enfermedad y que lucha contra la retinosis pigmentaria. Es una gravísima enfermedad degenerativa que afecta a más de 25.000 personas en todo el Estado y a cientos de miles en todo el mundo. Se caracteriza por una pérdida lenta y progresiva de la visión que afecta a la retina y en la mayoría de los casos dejarán de ver por completo antes o después.

Con este intento de lograr un nuevo récord mundial solidario, Carlos Peña quiere de esta manera ayudar a dameTVision a conseguir su objetivo principal; poder hacer visible esta problemática a través de un gran documental en el que se podrá ver cómo Ibón Casas viaja a Los Ángeles en busca de Stevie Wonder para proponerle que se sume a la lucha de dameTVision contra esta ‘enfermedad rara’.

La salida de esta gran prueba solidaria se realizará el 20 de agosto desde el Club de Remo Ur Kirolak en dirección a los puentes de la ciudad. El concejal de Deportes, Martín Ibabe ha destacado que: ‘es muy importante apoyar este tipo de eventos que unen deporte y solidaridad, invito a la ciudadanía a que se acerque a animar a Carlos ante este durísimo reto y quiero felicitar a ámbos por su compromiso’.