Protección Civil activa el dispositivo especial para una Semana Grande segura

El sábado arrancará la Semana Grande de San Sebastián, una semana de fiestas en la que se espera una gran afluencia de público a los múltiples actos y actividades programadas. Para que todos ellos puedan celebrarse de forma segura, Protección Civil ha activado un dispositivo especial, coordinado por la Mesa Técnica Permanente de Seguridad, en la que participan todos los agentes implicados en la seguridad de las fiestas.

Así, Guardia Municipal, Ertzaintza, Bomberos, Osakidetza, Protección Civil, dBus, Movilidad, Capitanía Marítima y Donostiako Festak trabajan de manera coordinada con base en la sede de Bomberos de Garbera, desde donde se coordinarán con especial atención todos los actos con presencia masiva de público.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Martín Ibabe, ha destacado “la importancia de trabajar de forma coordinada, lo que nos permite estar alerta las 24 horas para que la ciudadanía pueda disfrutar de una semana llena de actos para el disfrute”.

Durante los días previos, la Mesa Técnica Permanente ha mantenido diversas reuniones, como la producida esta misma mañana, para seguir trabajando en los diferentes dispositivos que se pondrán en marcha. El Puesto de Mando Avanzado se desplazará todas las noches a la zona de los fuegos artificiales, con el objetivo de coordinar todos los servicios que intervienen en el dispositivo especial establecido para uno de los actos centrales de la semana, en el que participan diariamente más de 10.000 personas.

Los actos de gran afluencia tienen sus propios planes de autoprotección y seguridad en los que se reforzará la seguridad por parte tanto de Guardia Municipal como de Ertzaintza, que trabajan de forma coordinada con todos los recursos a disposición de las necesidades que se vayan planteando.

Asimismo, Martin Ibabe ha pedido a la ciudadanía colaboración y complicidad a la hora de denunciar cualquier suceso que se pueda producir en la ciudad y ha hecho un llamamiento a utilizar el transporte público tanto para acercarse a las zonas festivas, como a la hora de volver a casa.